jueves, 30 de julio de 2009

Sucede a veces


Sucede a veces
"Señor Roble: ¿Con que tierra puedo alimentar sus rai­ces?"A Rigoberto Avila

Sucede a veces,
que uno se enamora de los árboles,
por la sombra que producen,
la fuerza de sus ramas
o la dulzura de sus frutos.

Sucede también, a veces,
que el árbol que uno ama
se convierte en hombre,
y uno ama sus ideas,
sus labios,
su corazón,
sus brazos,
o el sexo
(porque los árboles tienen sexo).

Y sucede después, a veces,
que el árbol que uno ama
esta tan cerca que asombra,
asusta.
Deja de ser un árbol
y parece un sol
que deslumbra los ojos enamorados.

Y sucede entonces, a veces,
que uno no sabe
si cerrar los ojos y esconderse,
o contemplar al árbol-hombre-sol
hasta quedarse ciego.
==============================
Nuu dxi rizaaca
``Yáaga Ro':
¿Xhi yú guyaananiá' xcú'lu'?
A Rigoberto Ávila

Nuu dxi rizaaca
ranaxhi tobi ca yáaga ca’:
bandá’ ni rudiicani,
stipa náacani
dixiña xcuananaxhicani.


Nuu dxi laaca rizaaca,
yáaga ni nadxii tobi
rácani ti nguiu’
ne tobi ranaxhii xquendabiaanibe,
guidirua’be,
ladxido’be,
náabe
xquié‘be
(ti ca yáaga ca’ nápaca’ xquiéca’).

Ne ridi’di dixi, rizaaca,
yáaga ni nadxí tobi
suguaa dunabepe gaxha,
ruchibi.
Suuyu ma cadi yáaga laa
ne ma ruluí’ ti gubidxa,
ruzaani lú ni ranaxhii.
Ne zacá rizaaca,
tobi ma qui ganna
pa gutaagu lú ne igáachi’
pa gu’ya’dxisi Yáaga-Nguiu’-Gubidxa ca’
de ra guiniti biani lú.

==============================
IRMA PINEDA SANTIAGO
*nacio en Juchitan, Oaxaca, el 30 de julio de 1974. Estudio comunicacion en la Universidad Autonoma del Estado de Mexico. Actualmente radica en el Distrito Federal y escribe poesi­a en zapoteco y español.

martes, 28 de julio de 2009

¿Puedo tocar el cielo?


*Aqui les comparto una historia que lei hace poco, el autor se llama: Juventino Santiago Jiménez, y aqui un antecendente de la historia y luego el cuento:

==================================================================
"El relato que quiero compartirles es una historia real. Ocurrió en la comunidad de Duraznal, Tamazulapam del “espiritu santo” mixe. Para mi tía Teresa que siempre quiso tocar el cielo y nunca lo logró, y al pueblo mixe que encierra historias extraordinarias que debían ser contadas.

¿Puedo tocar el cielo?
Sucedió en un poblado de Oaxaca, en la década de los 80. Teresa se preguntaba si podía tocar el cielo. Era la menor de los cinco hermanos. La casa donde vivían se encontraba cerca de las faldas del cerro de Zempoaltépetl. Al despertarse estaban presentes aquellas ideas, y antes de dormir, veía cómo la noche era iluminada por la luna y las estrellas.En diferentes ocasiones, Teresa había preguntado a su hermana qué podría hacer para tocar el cielo pero Juana siempre estaba ocupada en la cocina, preparando el guisado con chayocamote y el café para aminorar el frío.Siempre dejaban a Teresa en la casa, encomendándole traer el agua de los manantiales, darle de comer a los guajolotes, a las gallinas y a su perro. Habían transcurrido dos semanas antes de encontrar alguna respuesta a cómo tocar el cielo. Simplemente no la hallaba. Había indagado con sus padres y con sus hermanos, pero ellos respondían que dejara aquellas ideas banales.Una mañana despejada, mientras los papás estaban en la iglesia, ansiosos de platicar con Dios, que llegaba todos los domingos a la comunidad. Teresa se le ocurrió otra idea excepcional: averiguar en cómo tocar el cielo, y tardó unos minutos para encontrar la respuesta. Tomó una silla y la puso en el patio, luego buscó un palo largo, se subió en la silla y se dispuso a tocar el cielo. Fue entonces, cuando se percató de dos cosas: el palo era demasiado corto y el cielo estaba muy lejos.

Juventino Santiago Jiménez.

lunes, 20 de julio de 2009

Para celebrar el dia del amigo



De los amigos se pueden decir muchas cosas, la mayoria generosas, y en respuesta a esa generosidad y teniendo como pretexto, el marco del dia del amigo aqui lo que referente a la amistad decian Tecayehuatzin y Nezahualtcoyotl, y que dan constancia que la amistad es algo digno de celebrarse en todo momento.



Sueño de palabrasTecayehuatzin

Cantares mexicanos


¡Amigos, favor de oír
este sueño de palabras!:
en tiempo de primavera nos da vida
el áureo brote de la mazorca:
nos da refrigerio la roja mazorca tierna,
pero es un collar rico el que sepamos
que nos es fiel el corazón de nuestros amigos.


La amistad
Tecayehuatzin
Cantares mexicanos


Cual pluma de quetzal,
fragante flor,
la amistad se estremece:
como plumas de garza, en galas se entreteje.
Un ave que rumora cual cascabel es nuestro canto:
¡que hermoso lo entonáis!
Aquí, entre flores que nos forman valla,
entre ramas floridas los estáis cantando.


Mi hermano el hombre
Netzahualcóyotl
Amo el canto de zenzontle
pájaro de cuatrocientas voces,
amo el color del jade y el enervante perfume de las flores,
pero más amo a mi hermano: el hombre



viernes, 17 de julio de 2009

Otra muestra de Poesia nahuatl


I
La flor y el canto
Anónimo de Chalco.
Cantares mexicanos
Brotan las flores,
están frescas, medran,
abren su corola.
De tu interior salen las flores del canto:
tú, oh poeta, las derramas sobre los demás.

II
Mi poema
Totoquihuatzin,
rey de Tlacopan (principios del siglo XVI)
Yo perforo esmeraldas,
yo oro estoy fundiendo:
¡Es mi canto! En hilo ensarto ricas esmeraldas:
¡Es mi canto!
III
Eterna vida de poesía
Tochihuitzin,
señor de Mexicaltzinco (entre 1510-1520)
Kuicatl anyolke Kuicatl anyolke, Cual un canto habeis vivido
xochitl ankueponke, antepilwan, Cual una flor habeis brotado, oh principes
ni zakatimaltzin, in Tochiwitzin, Yo soy Tochihuitzin que deje la grama
ompa ye witze xochimecatl. Aqui va el sartal de mis flores!!

IV
El colibrí florido
Cantares mexicanos
He llegado hasta acá, a las ramas del Árbol Floreciente
yo el Colibrí florido: deleito mi nariz y me siento gozoso:
sabrosos y dulces son mis labios.

V
De Tenochtitlan,
con ocasión de la muerte del príncipe Tlacahuepan (1493-98)
Áurea mariposa ya libando está:
la flor que se ha abierto es mi corazón,
oh amigos míos, es una flor fragante,
ya la esparzo en lluvia.


Versiones de: Angel Maria Garibay K.
Fuentes:
Angel María Garibay Kintana: La literatura de los aztecas. México: Joaquín Mortiz.
Angel María Garibay Kintana: Poesía indígena. México: UNAM, 1982 (Divulgación literaria, No. 11).
Miguel León Portilla. Literaturas indígenas de México. México: Mapfre/FCE, 1992.
Miguel León Portilla. 15 poetas del mundo náhuatl. México: Diana, 1994.

lunes, 13 de julio de 2009

El enigma de vivir *Anonimo de Chalco



----------------------------------Glifo de chalco--------------------------------------------

Enigma de vivir



Anónimo de Chalco,
Cantares mexicanos
No es verdad que vivimos,
no es verdad que duramos
en la tierra.
¡Yo tengo que dejar las bellas flores,
tengo que ir en busca del sitio del misterio!
Pero por breve tiempo,
hagamos nuestros los hermosos
cantos.


Version en español de Angel Maria Garibay K.