miércoles, 31 de julio de 2019



Y porque estas
exactamente donde te imagino,
o porque estas más allá
de donde,
te imagino y te pregunto:
¿Eres tú quien tiene las manos frías?
o ¿Eres la que guarda el invierno en la memoria?
¿O  eres el invierno en mi memoria?.
¿Eres acaso el invierno
y el descanso de las ramas,
el canto de los pájaros azules?
O eres el canto
que se ha vuelto eco,
el canto que se ha vuelto noche.
O la noche
vuelta eco en la noche llena de estrellas
que vuela hacía lo hondo
de un corazón vacío
de tiempo
más lleno de música.

Xm

sábado, 27 de julio de 2019


La tarde y tu nombre.
Los filamentos coinciden
y un calamar nocturno
se eleva a un barco
donde tu eres el agua
que mece la madera y el acero.
¿Nombrar lo real?.
Un naufrago atraviesa tu carne,
una botella es lanzada al océano tibio.
En esa oquedad me muevo
y adivino los espejos de tu memoria
y en la espuma flotamos.
Crecemos y decrecemos,
anémonas de un antiguo edipo.
El sol nos mezcla, nos cauteriza y nos invade,
nos llena de sal y arena.
Me alimento de tu sombra y tu me bebes.
Nos bebemos y la sed espesa
como la melancolía
se tiende entre dos cuerdas.
El pasado que te persigue
y el futuro que no acaba de alumbrar las ventanas.
Esta entrega sola, frenética escritura del nosotros
y la poesía rizoma cuya voz en mi cabeza es un grafo en la arena.
Como esa ola hipnótica que se sujeta al deseo
cuando la palabra te nombra
y sucede al viento que se desmadeja
en olas y echa lunas, raíces.


Xm

lunes, 24 de junio de 2019

El día



En un día de párpados,
eres la nube que  gira sin cansarse,
ingrávida permaneces
lejos del sol de hastío,
de esta tierra que a veces colma habitar.
A lo lejos tu nombre
al centro, lejos de la tormenta
y tus ojos, cual cometas cuelgas serpentinas
en un azul que es otra manera de pensarte
de azular un pensamiento que se deforma en gris.
Te saludo y beso tus ojos en cada acorde
que escapa del verdor de la niebla
beso la eternidad en tus suspiros
sonríes estrella del día
y en tu huella cual resina de abejas
nos volvemos a besar
calco tu luz, el cuerpo que se evapora
en el álamo temblón que se lleva tu sombra
nos dirigimos al sur,
donde toda palabra se hace silencio.

 Xm

martes, 30 de abril de 2019

La vida como un recuerdo.
Del tú, de yo, del nosotros.
¿Quién y como te recuerda?
Sílabas de la memoria que olvidamos
Pero te desnudas y te deletreo,
sutil y dulce, ácida y nube.
Cada caricia es un acorde
entonado al recuerdo
y entro en ti como un universo
al que retorno-
Nos movemos y danzamos,
atesoro tus lunares
la curva de tu espalda
que se angosta
en mi mano que te cubre.
El idioma de ciegos
donde vencemos
la oscuridad que nos inunda.
Se torna fuego en levante,
una fogata enfrente del mar móvil
cálida me envuelves.
Me exiges el resabio de espuma
el jirón blanco de luna que bebes
y en tu garganta funda el puerto de la sal.
Nuestros cuerpos en nudo marino
late inexorable a su destino
el aleteo de la mariposa
-la estrella que ilumina
el relámpago en su agonía-.

Xm

viernes, 12 de abril de 2019

Ciego de caminar por tu sombra,
 de anudarme en tu cintura
 ciego de perseguir el sol
que anida en tus pezones
ciego de andar y no andar,
 de morder el hueso del sueño
 ciego de besar este mar blanco
en las sabanas de tu ternura
ciego de querer y de desear este hundir,
este caer en ti hacia el centro de tu rebelión
esa fisura que desperdiga sal
y lavar nuestro destierro en el rastro de las hormigas
sellar mutuamente nuestros abismos
hasta nacer de nuevo
en otra noche
en otra aurora.


 Xm

lunes, 1 de abril de 2019

Somos (he cmaamc) de Zara Monroy







Roxana Sarahí Romero Monrroy, mejor conocida como Zara Monrroy es una mujer de origen Seri perteneciente a un pueblo indígena ubicado en la localidad de Punta Chueca, Hermosillo en el estado de Sonora.

 Nota de Zara: Somos es una canción que se grabo en el estudio independiente de Jerónimo González (de Sonex, Xalapa). El jero fue el rifado en el ritmo de sonido, mezcla y arreglo. Sonidos de voz es de una compañera. Es una probadita vendrá en un disco pronto, totalmente grabado en la gran Tenochtitlan (ciudad de México).

viernes, 1 de marzo de 2019

Abel







Abel, Lajo, Lajito.

¿En que aguas estarán tus ondas?

Tus caireles de guerrero griego

Aquella tu sonrisa interminable

Magíster hades, ebrio cruel

¿Donde tus manos de artesano y músico?

Aquí tu carnal;

el pequeño que llevabas a pasear en moto.

El que te miraba con guitarra en mano

cuando señalabas de que iba la vida.

Abel, Lajo, Lajito

la vida con los años se hace pausa y pauta,

Excepto el amor que se desborda.

No nos hallara la neblina.

para una última cerveza.

De por medio el mar: la espuma.

 El Leteo que nos borra la memoria,

 no esta, sino aquella

 la de la cifras y los días.

 La otra; la del alma

 sigue viva,

 como tu sonrisa contagiosa.

Interminable.

Infinita.




Xm