viernes, 1 de marzo de 2019

Abel







Abel, Lajo, Lajito.

¿En que aguas estarán tus ondas?

Tus caireles de guerrero griego

Aquella tu sonrisa interminable

Magíster hades, ebrio cruel

¿Donde tus manos de artesano y músico?

Aquí tu carnal;

el pequeño que llevabas a pasear en moto.

El que te miraba con guitarra en mano

cuando señalabas de que iba la vida.

Abel, Lajo, Lajito

la vida con los años se hace pausa y pauta,

Excepto el amor que se desborda.

No nos hallara la neblina.

para una última cerveza.

De por medio el mar: la espuma.

 El Leteo que nos borra la memoria,

 no esta, sino aquella

 la de la cifras y los días.

 La otra; la del alma

 sigue viva,

 como tu sonrisa contagiosa.

Interminable.

Infinita.




Xm










lunes, 11 de febrero de 2019

Tríptico de Febrero

Tríptico de Febrero

 I
De esto se hace el tiempo: de nadar entre el misterio y el olvido. De este caminar entre sombras hacia la estrella de un amor cuya gloria mayor fue declararnos vencidos. Buscar tu voz, esa tu voz que no temía decir. Entonces nos contábamos todo. Nos metíamos a esa esfera azul donde se valía ser adánicos y eternos. Tiempo reinventado. Guerrero que al desenfudar la espada vierte flores muertas: el sátrapa de la lluvia. Tú: la mariposa colgada en el tejado, que vuela alrededor de la soga del ahorcado, que abre sus cuencas al pico del cuervo. Que envuelve en tarros de miel, las hojas secas, el escarabajo que busca la salida al túnel. Observar desde la ventana el mundo que no es mundo, que es otra cosa, que es otra orilla: el sueño blanco de las raíces.

II
Nunca fuiste igual dos veces. Ni riendo ni soñando, cada visión de ti me recordó otra idea de ti. ¿A cuál de ti gane? y cuando digo gane, digo que gane sombras, la espesura amarilla del humo a los costados, la fiebre azul del náufrago que añora la sed verdadera y no el espejismo de sueño que eres. Heme aquí no obstante ganador de una historia vacía, que cuelga entre tiestos de árboles y se aprisiona entre estrellas, entre muros inertes de hojas secas; el paladín de la memoria.

III
Mujer: en tus manos el tiempo es blanco e ingobernable, mientras invocamos el sur y el delfín que cruza el mar. Nosotros nos quedamos en el otoño amarillo vislumbrando el unicornio que vence estrellas, miramos el horizonte y su rosario de horas grises. Fieles al viento que teje alas para los cuervos, nos sentamos al patio, frente a la albura de los volcanes. En un sueño indomable donde el lenguaje vence al tiempo y lo redime.

Xm

miércoles, 6 de febrero de 2019

Romper las silabas por dentro
la silaba la irrupción
de la metáfora en la pared
entablillarla como un cuadro triste
tu furia suelta
cometa entre las ventanas
y el geranio suelta su belleza sobre las macetas
con cada primavera o la atmósfera
intranquila de este templo de nadie
la ausencia de dios la ceniza de las estrellas
y sin embargo sondear el misterio
festinar sus sombras de este agotamiento núbil
acoplado yeso beber poesía a todas horas
como el vicio absurdo que es el vivir
el morir el existir.

Xm

jueves, 31 de enero de 2019

310119

Mujer de agua, mujer de aire.
Sol suspiro o sol lluvia,
latido o girasol-
Tu mano surge de los charcos,
flor inmersa después del torrente.
Atmósfera sentida y respirada.
tus labios agua viva en mis labios
nos inundamos de flores y ternura.
La vida ha sido tanto y tan poco.
Seamos el jaguar que reposa antes del rugido.
El mar antes de ser ola y navío.
El sol antes de ser grito.

Xm


sábado, 29 de diciembre de 2018

DISCURSO SOBRE LA PREMURA


La premura desciende y asciende
como un mar tempestuoso salino
que nos envuelve en la cuenta de los días onerosos.
Los de infancia y los  que no cuentan.
Las piedras, los peñascos y arrecifes
atrapan en una gotera
el año, los meses, la rosa y el elefante.
En este intersticio abrevamos
razonamos los días que fueron
los días que nos bebieron.
Los días que no cuentan.
La intensidad del ser y sus abismos:
los rescoldos del café.
la calidez de tus ojos en abril
el sueño del colibrí, las llamas.
Diciembre y su infortunio de caramelo
humor que estalla en piñatas y desidia.
Busque en ti el sosiego, la nada que me falta.
Sin saber de que, qué.
Llegue a ti en vuelo de ciruelas
emplumado en alas de almendra
en la lluvia de tu risa, busque la afrenta de tu costado
los labios extranjeros que saciaron mi sed de naufragio
sentirme ciudadano de tu cuerpo
con ese universo en alas de extinción
los amantes expósitos
los que hieren la oscuridad con su luz.


Xm












miércoles, 26 de diciembre de 2018


Un avión que se vuelca

tronidos de infamia,

la ceniza iguala la ironía

calca sobre calca

historia que se repite

huesos que asfixian la historia.



jueves, 13 de diciembre de 2018

Imasol

Una soledad que se empluma de pájaros azules
una soledad que extiende los brazos cual árboles
una soledad que espuma su soledad al mar sordo.
-la orilla de las estrellas en la piel cansina del mundo-

un amor como un sol huérfano que entibia su soledad
mas allá de las rocas donde la montaña corona la niebla.
Una verdad en un cuerpo y un alma, una cicatriz
que para estar desnuda dejo de ser sonrisa y canto.

Arabescos de ti y de tus ojos, los labios que decidieron callar
ante el rumor de un beso, así es la ausencia, una noche de alas grises
que ilumina los sentidos, la rosa que deshace de la mirada

a fuerza de ser muro, el patio sin la higuera y las uvas frías
descalzo horizonte que cambias de norte el vuelo de pájaros
el sinsentido de esta melancolía cuya guitarra entona tus ojos.