lunes, 2 de mayo de 2016

AYUUK * AYUTLA

AYUUK
(AYUTLA)


Del cielo de asbesto, manos que descuelgan barcos.
Pájaros amarillos en la niebla,
sombra que desperdiga un altero de nubes de estambre,
Huesos que recuerdan su vocación de polvo.
Entre holandas de la tarde, a espaldas de un horizonte
hecho barro en la búsqueda de dar forma a los sueños
tatuando a dios en los espejos, y en los muros de zinc.
El horizonte arde a trasmano de la infancia
y busco en mi insomnio la idea de dios o una bandera
que envuelva la noción de patria
y que se vuelca en una caída, que es un gesto.
La forma de afirmar la patria desbocando vida y negándosela.
Noción de azul que huye del yeso
y que queda atrapada en el cristal en que se hunde la rosa.
El cuervo que huye del pozo de los ahorcados
Un arroyo que se va volviendo rojo al concretarse la historia.
Mito de águila al que se le escapa la sierpe.
Águila que cae y vuelve a caer,
incinerado blanco sobre blanco, en un cielo rojo.
Un corazón que es un puño, que es un maíz, que crece en la tiniebla.
Pista donde vuela el tigre y la luna suelta el conejo,
la liebre que se va perdiendo en el rugido verde de la lluvia.
Mandrágoras que cierran sus parpados azules,
historias coloniales de indios soterrados por su propia entraña.
Oraciones en lenguas ignotas, nubes de palabras extrañas,
moscos de mediodía sembrando su desvarío.
Hora de la canícula de la siembra y la cosecha,
el sabor amaizado del tepache con pinole;
cuencos que son ojos ofrendados
 en la brasa de un altar de noviembre.
El mole convidado de los compadres
 el sabor a pulque del domingo,
la luna fría del veinte de enero.
Cuarzo en la transparencia solitaria del mezcal
y todo es la cadencia de la niebla, al subir el cerro la olla empozada
el perro que ladra a los naguales  que llegan al insomne del cántaro
calentado el café entre tejados azules y húmedos de niebla en Ayuuk.

X. M.





La Peña del trueno ; Es el simbolo de Anyukojm : Montaña sagrada ubicada dentro del territorio Mixe.

2 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

qué belleza, me he sumergido en cada verso

Rembrandt dijo...

Debe ser hermosa tu Yutla si te dicta palabras tan bellas.
REM