jueves, 10 de diciembre de 2015

La puerta




En la fachada de tu casa, la puerta lucía su cerradura como un duende desgastado. Entre la pátina amarilla y verde los tablones tenian su encanto en la madera cuarteada que mostraba las cicatrices hechas por el tiempo y por la lluvia. Aún cuando ya no había motivo para ir o pasar por tu casa, me gustaba demorarme en su vista. Saber que algo había quedado de todo aquello: mezcla de nuestras voces, miradas y tacto.

Esa puerta guardaba jerigonza, demora, una mezcla de voces y a ti. Era tan natural entonces que te resguardara de los cambios de clima, del calor de agosto, del color se los desfiles. La puerta había sabido combinar todo eso en una mezcla austera y no obstante atractiva. Mas grande de lo que podían ser los tres pies reglamentarios. Los tableros firmemente incrustados al marco, los biseles corriendo por las orillas.

El barniz de aceite que por el color tan claro en que había sido pintado por última vez disimulaba los excesos del barniz. La puerta era más que una simple puerta, y más que una parte de la decoración. Fiel testigo de mi impaciencia cuando fui por vez primera a tu casa y no me sentí agredido por tu ausencia al no encontrarte, y de la alegría cuando por fin coincidimos. Una princesa medieval por una puerta majestuosa. Los ecos de tus besos. Labios dentro de otros labios. Boca dentro de otra boca y de otra calle. Después vendria el otoño y sus adioses.

Quedarían detenidas las nubes en la humedad de un beso que resguardarían en aquella puerta el acceso al cielo.

 Xm

1 comentario:

Rembrandt dijo...

"...Una princesa medieval por una puerta majestuosa. Los ecos de tus besos. Labios dentro de otros labios. Boca dentro de otra boca y de otra calle...."

Que hermoso, me fascinó este texto tan tuyo, puro sentimiento Poeta.
Sabes que recién lo veo, en mi blog no se ha actualizado esta entrada, por suerte pasé por aquí.
Vine a dejarte los mejores deseos de Paz y Amor en esta Navidad, que seas felíz querido amigo junto a los que amas.

Besos desde el Sur y tbn un poquitín de calorcito por si hace mucho frío donde estás.
REM