viernes, 13 de diciembre de 2013

***


La eternidad que invoca el cielo en cada vuelo de pájaros. La sed en la que hiberna la tristeza. Blues y olas blancas la neblina que se abre en tu pecho para mostrar el sendero de pinos. Céntrame en sus manos que espigan la lluvia, en los suspiros que evoca la rosa, en la mirada de la que nacen ángeles ebrios de ternura. Elévame a esas luces altas desde la profundidad de su cielo.


gm

1 comentario:

Rembrandt dijo...

"...Elévame a esas luces altas desde la profundidad de su cielo."
Bellísimo!

Como decía el gran Dickens,
"Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año..."
Es mi mejor deseo para vos, que tu corazón se colme de gracia, que Dios te ilumine siempre y junto a los tuyos.

Besos y abrazos desde mi Sur.
REM