jueves, 8 de enero de 2009

LA LLOVIZNA ES MUJER


La llovizna es mujer

Mario Molina Cruz

La llovizna es mujer tierna
la lluvia es amante exigente
la llovizna suave
es serenata que germina
busca los nidos sin ruido
es murmullo del cielo
Al amanecer, la llovizna se va
pero deja su huella:
humedad entre las piedras
humedad en las hojas
humedad en las flores
humedad en las almas
La lluvia en cambio
es amante exigente
busca el suelo con brusquedad
llega por la azotea
salta del árbol a la choza
si no se ataja
si no se corteja
se aleja por el camino fácil
Otra tarde regresa
ataca con coraje
con balas de hielo
furiosa, sus celos revienta
para luego ponerse a llorar
La llovizna es mujer tierna
de día baja callada
de noche es serenata
La llovizna es mujer fiel
la lluvia es amante exigente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

he leido este poema, me agrado mucho por ser escrito con el alma y la suavidad con la que la escuchamos, es tan delicada...

GAB dijo...

si, se siente uno transportado al corredor desde donde mirando la lluvia con "su rugido verde" a lo lejos...