lunes, 1 de septiembre de 2008

LOS NAGUALES O LOS DUENDES HÉCTOR MARTÍNEZ Narrador

LOS NAGUALES O LOS DUENDES
HÉCTOR MARTÍNEZ
Narrador

En la región mixe, al igual que en los pueblos y las ciudades
grandes, muchas personas sonmuy pobres. Sucede que un señor
y su hijo salieron de la parte alta, donde hace mucho frío; llegaron
a la parte media para trabajar y, luego, el señor regresó a la
parte baja para seguir trabajando. Como toda persona, este señor
conocía a sus nahuales o duendes.
El señor trabajaba como mozo, pero también llevaba ollas y
otros objetos de barro, como las que hacen en Tamazulapan.
Este señor, además de trabajar, vendía ollas y objetos de barro.
Un día llegó a un lugar y como sucede en todas partes, había
gente buena y gente agresiva.
El señor fue a trabajar con una señora viuda. Ahí trabajó
mucho tiempo hasta que se tuvo que ir; entonces se despidió
de la señora y le pidió su pago por haber trabajado con ella.
Pero sucedió que la señora no quería pagarle, pero el señor
insistía porque lo obligaba la necesidad.
La viuda corrió al señor a altas horas de la noche; en esa
ocasión, como era muy tarde, el señor y su hijo decidieron salir.
Pero primero, la señora le había dicho al trabajador:
—Mañana nos veremos en el camino. Aquí está tu dinero y
vete. Pero ten por seguro que nos veremos mañana en el camino.
Órale.
—No hay problema— contestó el otro.
Por ese rumbo se sabe que hay personas con nahuales y hay
que cuidarse bastante. El señor y su hijo llegaron a otra casa y
ahí les dijeron:
—No, señores, no se preocupen. Tú prepárate. Aquí descansa,
aquí está la casa.
Les dieron hospedaje y todo. Al día siguiente, el señor decidió a
salir muy temprano a modo de que la viuda no los alcanzara.
Pero sí los fueron alcanzando en el camino; era el nahual de la
señora, una especie de leopardo o jaguar. El nahual venía detrás
de ellos, aullando. Parecía la voz de un toro.219 Entonces
los señores se preocuparon porque ya venía llegando la noche
le preguntó a su padre:
—¿Qué haremos?
—Hijo, corta unas ramas. Vamos a hacer lumbre, vamos a
hacer una fogata. Mientras yo voy rajando el ocote tú ve preparándola—
le respondió el señor.
Rápidamente los señores hicieron una fogata. Ya que estaba
encendido el fuego el señor asó dos manojos de carne de res
(de la que se vende por manojos) y se los comió. El hijo no
comió nada.
—¡Ora sí hijo, no te preocupes! No grites ni digas nada de
todo lo que veas que suceda. Pase lo que pase y muera quien
muera.
—¡Órale pues, listo!— dijo el muchacho
El señor llevó a su hijo debajo de un árbol; hizo un agujero en el
cual metió a su hijo y lo tapó con hojarasca. El señor regresó a
la fogata; dio unas marometas y después se aventó a la fogata.
De la fogata salió primero un gato. Después dio otras marometas
se volvió a clavar a la lumbre; entonces salió un zorro o lobo.
De nuevo dio otras marometas y se volvió a meter a la fogata;
al tercer salto, ¡ora sí!, salió un tigre que empezó a rugir. Pero
ya tenía cerca al otro anual, que era un tigre de color pardo; el
otro era un colorado.
Entonces se enfrentaron los dos nahuales en pique. Ora sí
se empiezan a revolcar, a rasguñar, a morder. Se dieron tremendo
agarrón. Se revolcaban y aventaban entre saltos; por fin, en
un salto se agarraron en el aire. Pero el otro no se dio cuenta. Le
metió la pata delantera en el hocico y le agarró la lengua, la cual
le arrancó. Ya en el aire, se dobló el nahual de la viejita.
Entonces el nahual del señor esperó a ver qué pasaba; cuando
vio que el anual de la viejita no se movía, el señor se regresó
tranquilamente a la fogata y se aventó a ella de un salto. Volvió
a salir lo mismo: primero un zorro; en el segundo salto, un gato;
al tercer salto salió el señor. Estaba lleno de sangre y sudor
muy cansado. Luego fue sobre su hijo para destaparlo.
—¡Levántate hijo! Ya está muerta la señora.
Ahí estaba tirado el jaguar y a un lado su lengua. Así fue como
lo mató. Ya sin el temor a sus espaldas los señores decidieron
seguir su camino.


Tomado del libro: FIESTAS DE LOS PUEBLOS INDIGENAS - GUSTAVO TORRES

No hay comentarios: