lunes, 15 de septiembre de 2014

El chile



-------------------------------------- Pic: Armando Aguayo


Al chile le gusta vestirse de verde y colorado. Es primo hermano del chapulín. Un tiempo saltaron juntos pero al chile los maratones lo agobian, lo cansan. Además el es picoso por naturaleza. Suele ser bromista con paladares ingenuos. Espera el momento adecuado y aguijonea la lengua. La sorprende en medio de un caldo inofensivo y pone la mesa patas para arriba. Entonces es mortal y anfibio. Hay quien cuenta de comensales que se han vuelto dragones al sentir su ardor. Entonces ya desesperados se echan baldes de agua, se bañan con hielo. Toda faramalla suele ser inútil cuando el  chile ha logrado su cometido. No hay mas que esperar a que el picor pase y aguantar el ardor. También tiene sus metamorfosis, En el norte se vuelve chiltepín y redondo. En el bajío se viste de árbol, pasilla y guajillo. Es el ingrediente estelar en platillos maravilloso como el mole. Se dice que solo se apacigua combinado con el cacao y las almendras. Al chile es mejor tenerlo de amigo y en la cantidad justa, -no se concibe un buen taco sin chile-. De otra forma la comida se torna insípida e incolora. Sus mejores amigos son el mezcal y el tequila, pero mezclados son fatales. Solo se recomienda en las dosis indicadas junto a un jardín y una estancia con sol. El chile cuando es bohemio se vuelve habanero y se acompaña de la hierbabuena. También suele acomodarse con una cerveza en el borde de las micheladas.. El chile es el chile. Sin albur.


gm

1 comentario:

Rembrandt dijo...

Chile? Uhmmm sólo lindos para verlos por sus colores intensos, pero creo que nunca me animaría a probarlos si alguna vez lo hiciera sería combinado con cacao y almendras, parece exquisito no?

Besos, muchos querido GAB y me dió apetito... me voy a almorzar bye bye.

REM