viernes, 9 de julio de 2010

Una espina



Una espina

Una espina adentro de la carne
es el dolor
Quiero abrir mi piel entera
para dejarlo aquí
debajo de esta tierra
la misma que abriga la olla de barro
casa de mi ombligo
la tierra que sostiene el cordel de mi vida
la que habrá de jalar mis riendas
para volver con flores
y poner en la mesa de los santos
y llevar a las tumbas de mis muertos
Pero una espina bien metida
adentro de la carne es el dolor
Partiré con él aunque me pese.

Irma Pineda
*Irma Pineda Santigo nació en Juchitán, México, en 1974, se licenció en Comunicación y actualmente vive en el Distrito Federal. Sus poemas, en zapoteco y castellano, son conocidos por los lectores de Hojas de utopía, Generación, y Tierra adentro Ojarasca
EL AUDIO VA EN ZAPOTECO Y EN ESPAÑOL

21 comentarios:

marichuy dijo...

Mi querido Gab

No sé qué me impactó más: la perturbadora imagen o los versos, igualmente impactantes. En todo caso, un poema que toca y penetra.

Un abrazo bajo la lluvia

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

fantastico poema...

América dijo...

Desgarrador,tiene esa cadencia del dolor,te felicito or presentarlo en audio,el ritmo,y esa voz que nos atrapa para tocar los sentimientos.

Gracias es un regalo.

Baizabal dijo...

Muy muy bueno, qué gran sinestesia.

Fíjate, Gab, qué hermoso llega a ser el dolor cuando se lo sufre con talento, como dijera Lizalde.

Abrazos

Arturo Borra dijo...

Lo que más me sugiere este poema dañado es el poema mismo como superficie espinosa.
Aunque busque conjurar sus hendiduras, aunque quiera partir junto al dolor que lo provoca...
Un abrazo desde Valencia,
Arturo

Rembrandt dijo...

A través del poema de Irma se puede sentir el dolor tan intenso de la piel que se abre, de la espina que se mete en la carne, que desgarra.
Muchas veces los dolores del alma se sienten igual , sólo que sin espinas.

Muy buen poema y excelente imagen amigo mío.

Besos desde el Sur.
REM

zayi dijo...

Mi Gabo...la de espinas que tenemos en alma...pero sabes? en la luna nueva, todas las espinas brotan y si se tiene la suficiente calma, con una pinza las puedes ir sacando una por una...y ya no duelen, lo mismo pasa con el alma.
Un abrazo.
y Un beso también.

GAB dijo...

Y bajo la lluvia sigue el DF. segun veo Marichuy, asi que otro abrazo con lluvia de vuelta.

GAB dijo...

Fastastica tu, Angeles y tambien Lola.
Un abrazo a ambas.

GAB dijo...

America: Viste? parece que ya se me va dando, ya te contare las peripecias.

Abrazotes

GAB dijo...

Baizabal: sabias palabras del Tigre.

Seguimos los micros con atencion

Salud!!!

GAB dijo...

Gracias Arturo, del dolor recuerdo tambien aquello de Pavese, que cuando el dolor es insosportable, hay que cambiar de sitio, hacer "brujulear" en la traduccion de Angel Crespo.

Abrazos desde Sonora, Mexico.

GAB dijo...

Gracias Rem., ya Lichtenberg se sorprendia de como podia doler mas una uña enterrada que un pulmon perforado. La subjetividad profunda del dolor.

Besos al invierno y al sur.

GAB dijo...

Zayi parece que tu receta duplica dolor, jeje. Y si duelen porfiare un rato en idioma ininteligible.

Besos

Noelia dijo...

Es triste tener como cordel de vida una espina...
creo que las flores no sienten esa espina, sólo nosotros al asustarnos de su belleza "perenne", y querer arrancarla, ella se defiende...

Alma Cervantes dijo...

Entre el poema y el dolor, nace el sentimiento se escribe y llega al alma del lector, mi felicitacion siempre para ti, desde este rincon de mi soledad.

Daniela (Excess) dijo...

Me llegan profundamente tus letras, tienen ese mar que te arrastra a un ocèano desmedido, que titila con la realidad.
Muy profundo.
Un abrazo Gab.

Danna

(Excess)

GAB dijo...

La belleza tambien es aspera Noelia.
Un abrazo.

GAB dijo...

Gracias Alma., te agradezco mucho que te des la vuelta por aqui. Desde el rincon solitario.

GAB dijo...

Daniela, Que bien verte por aqui, bienvenida a esta casa de niebla. =)

Volarela (Maite Sánchez Romero) dijo...

A veces, como diría Machado, al arrancar el dolor, se arranca también el corazón.
Abrazos.