lunes, 12 de octubre de 2009

Un cuento de Juchitan.



Zopilota

Francisco de la Cruz
(Autor Juchiteco)

En una tarde de llovizna, caminaba un muchacho por una calle. Este joven vesti­a ropa negra, de pies a cabeza. Calzaba zapatos tambien negros como el carbon.
Manteni­a la cabeza fija hacia el suelo. De pronto, al descubrir un papel mojado y lodoso se agacho a recogerlo. Lo limpio con la camisa. Se detuvo junto a una casa para leer las letras impregnadas en la hoja.
Mañana, en cuanto amanezca moriras. Donde quiera que te encuentres, ira la muerte por ti. Si tienes curiosidad de saber que te ocurrira, ven a donde estoy. Vivo en la ultima casa de esta calle, negra como tu ropa.
Aquel muchacho intento regresar corriendo, pareci­a que sus pies quedaron pegados sobre la tierra. Quiso detenerse, pero senti­a que alguien estaba a sus espaldas, empujandolo rumbo a la direccion anotada en aquella hoja.
Penso en cruzarse de largo, pero la casa se abrio y un viento lo arrebato hacia adentro.
Descubria que sobre un petate nuevo se encontraba acostada una mujer desnuda dandole la espalda. Ahi se mantuvo sin decir palabra alguna. La mujer dio una vuelta y le sonrio; El no sabI­a que hacer, si echarse a correr o esperar... la mujer estiro los brazos pidiendole a el que se acercara mas junto a ella.
Pareci­a volverse loco; no lograba apaciguar sus palpitaciones e imaginaba estar a punto de sufrir un infarto. Camino hacia la mujer... se inclino, cerro los ojos y comenzo a acariciar ese cuerpo... muchos besos recibio el.
La noche corrio con mas prisa; cuando llego el alba, envuelto con roci­o y amor, el aun estaba enredado entre los brazos de aquella mujer.
Poco a poco lo envolvio un sueño profundo, intenso...la mujer lo desvistio, se puso ella la ropa y los zapatos que el traia puestos y emprendio una ronda de besos en sus labios, hasta asfixiarlo.
La mujer le mordio sus orejas y las comio; tambien devoro sus manos y pies; le corto el abdomen y trago sus vi­sceras, asi­ estuvo la mujer todo el di­a hasta que termino de comer toda la carne que cubria el cuerpo del muchacho.
Sus huesos quedaron desparramados dentro de la casa.
Era su suerte haber encontrado aquel recado... La muchacha empezo a volar, huyo, vestida con la ropa que el trai­a puesta; para buscar otros mas a quienes devorar. La mayori­a de los muchachos rehuyen por donde vuelan los zopilotes, porque junto a ellos tambien vuela la muchacha, vestida con la ropa del mismo color que usan estos animales.


So'pe'
Ti huadxi ze' ti badu nguiiu zizá lu ti neza, cayaba ti nisaguiede. Badu nguiiu que nacu ti lari yaase', ni nuchii de ique de ñeebe. Ca ñeebe ti guidi bo'co', laaca nayaase' lana buu.
Laabe zizabe, nisi layú cayuuya'dxibe. Málasi gutagudaabe' ra bi'yabe' ti gui'chi', ma' gudxe ne ma' né beñe lú. Bichaabe gui'chi' que ne xcamixabe. Bizucabe cue' ti yoo. Biindabe ca diidxa' ca lu gui'chi que.
Guixi' siado' guie' ru' zatilu', ratiica' chu'lu' zicaa guenda guti lii; pa racala'dxilu' ganalu' xi chi guizacalulu' la? guda' ra nuaa; zadxelalu' naa rayoo riaana' de ra riluxe neza di', die'ni nayaase', sica xhabalu'di.
Gucala' dxi badu nguiiu que nibigueta' guxhoñe'. Rului'pe' biguiidi' bata ñee layú. Laaca' gucala'dxi nuzuhuaa dxi, qui ñanda, rului' nuu tuuxa neza deche, zigucaa na' laa neza ra riaana yoo, ca lu gui'chi' que.
Gucala'dxi' nidi'di laaga, stubi ti bi nadipa' bixhale' yoo que ne bicaa na' laa, de ra gunda guluu laabe ra qué.
Gunda bi'ya'be lu' ti daa cubi, nexhe' ti gunaa, xiee ladi, neza dechesi gunaa que bi'ya'be. Zaqué biuube, qui, nini'be' gasti'. Gunaa que bitiixhi lú neza ra nuube, bixidxi huiini' ne laabe, qui ganabe xi gunibe, pa guiree guxhooñebe o pa cuezabe... Gunaa huiini' que bisigaa na, cabidxi laabe guidxiñabe ra nuu.
Rului'pe ze' xpiaanibe, qui gandadi' cueezadxi ladxido'be' zacaxabe ma' cabezadxini xá... Guzabe ne guyebe ra nuu gunaa que... gutagudaabe, biteegu' lúbe ne bizulube cutidinabe ladi gunaa que... Stale bixidu' gucuaabe.
Nabepe' nagueenda gudi'di' gueela' que. Ra bizulú telayú, nucha' gusiguie ne guenda ranaxhii, réndabe lu na' gunaa huiini' que.
Chaahui' dugá gunaaze ti bacaanda' laabe', sicarúpe'... Guna que guxha lari ladibe ne gucuni, bicaa ñee guidibo'co' xtibe que ne bizulú cudii stale bixidu' ruaabe, de ra guti xhie'be.
Gudó yaa gunaa que diagabe, gundadini' ne gudoni, laaca' gudó guiropa chu na'be ne ñeebe; bichuugu' gunaa que ndaanibe, ne gubi gubisi ca do' xquibe'; zaqué biuu gunaa que guidudibi dxi, de ra birá bidubi beela guidi' ladi nguiiu que.
Nisi dxita ladi be biaana ndaani' yoo que.
Ma' nuna laapebe nga nidxelabe gui'chi' que...
Gunaa que la? bizulú zipapa, ze', nacu xhaba badu nguiiu que, ne ze' zi yubi tuuru' ganda chi gabibe xpeela'.
Xtale badu nguiiu ruxoñelú neza ra capapa ca so'pe', ti qui guidxelaca' dxa gunaa ni nacu' lari die' sica xhab manidi'.
====================================================================
*zopilote.(Del nahua tzopílotl).1. m. Am. Cen. y Méx. Ave rapaz diurna que se alimenta de carroña, de 60 cm de longitud y 145 cm de envergadura, de plumaje negro irisado, cabeza y cuello desprovistos de plumas, de color gris pizarra, cola corta y redondeada y patas grises. Vive desde el este y sur de los Estados Unidos hasta el centro de Chile y la Argentina.

10 comentarios:

Rembrandt dijo...

GAB
impresionante relato , una sensación de escalofrío me ha recorrido al imaginarme la escena.

Será porque tbn me ha venido a la memoria aquella famosa foto ganadora del Pulitzer , la de la niña y el buitre , te acuerdas???

Besos desde el Sur.
REM

marichuy dijo...

Gab

Qué impresionante relato. Literalmente se lo comió a besos (y una que otra mordidita). Lo que me habría gustado saber, es si murió feliz o si sufrió mucho, el pobre muchacho (y yo que mi color favorito es el negro).

Un abrazo

zayi dijo...

sí la verdad es que hay personas a las que apetece devorar...pero independientemente de ello, me ha gustado mucho la leyenda. Soy del tipo de personas que les encanta leer este tipo de relatos. En mi pais hay algunas leyendas de este estilo que me encantan.
Un besito mi Gab...y cuidado con los pajarracos que se comen a los hombres...

América dijo...

Que historia!...Que bien escrita ese suspenso y ese horror de imaginar la situación,una leyenda de antología GAB,excelente elección,Zopilota nombre evocador,por supuesto el texto original es una delicia.

Un entrañableeeeee abrazo.....y un beso.....

GAB dijo...

Rembrandt: Si, donde el buitre esta a la expectativa de la niña, lo inquietante es que no se supo el destino de esa niña..¿se la habra comido?

Besos a Bs As

GAB dijo...

Marichuy, traigo una obsesion con eso, ayer apenas miraba en el NatGeo como unos asiaticos comian pulpos vivos. Mas que el muchacho me sorprende que no se haya atragantado la zopilota, jaja.

Abrazos

GAB dijo...

Zayi, este tipo de leyendas me da la sensacion de estar junto al fogon oyendo a mi padre contar cosas sorprendentes, mientras el cafe, permanece humeante.

Abzo y beso entrañable (Por suerte no acostumbro el negro jaja)

GAB dijo...

America, si el texto es muy bueno y es una lastima que sea muy dificil conseguir el audio, (seria lo ideal para acompañar el texto) el zapoteco tiene un acento muy dulce, celebro que te haya gustado la seleccion.
Beso enorme.

PaoZen dijo...

me encantó!

GAB dijo...

Que gusto saludarte Pao!!
un abrazo.