domingo, 15 de junio de 2014







Cuéntame por favor, padre:
¿Cómo es que se desangran los gladiolos?
Como aunque mueran; perdura su perfume.
Igual que los recuerdos cuando moriste, padre.
¿Cómo siguen viviendo de otra vida?,
naciendo de otra muerte.
Como tomabas el periódico y tus lentes,
mientras en el patio mis rodillas,
gastaban la mezclilla del pantalón.
¿Dónde estaban entonces

escondidos los pájaros negros?.
Esos pájaros que un día volaron sobre ti,
llevándote al corazón escondido de la lluvia.



Xabo Martínez




lunes, 2 de junio de 2014

Mi hijo no sabrá más de ti, que metáforas sombrías,
no conocerá otro varadero de origen mas que tu vientre
y escrutará el mar, buscando aliados de la espuma.
Tal vez dará voz al grito, cual poseidón en tu ausencia
y proclamar suya esta ágora de plumas que fue tu invierno.
Dirá madre, cuando quiso decir dios o ángel,
lo que ha sido para él, que tu amor fueran tus manos
y el eco de otras manos con las que algún día mi ansía
vistió tu cuerpo y nuestro encuentro fue patria de origen
para ambos y orilla, en tu luminoso silencio.

gm



 Pic: Jordi Rios