viernes, 30 de octubre de 2009

Cocijo




 Cocijo
Alma de lluvia en torrente,
alma de trueno en crepitaciones,
temblor de tierra escandaloso,
padre de la tierra en ascenso,
barro con que se formó el hombre,
jaguar marino de las edades.
Cocijo, barro, cerámica, piedra,
mármol, luz, roca, meandro, río,
ojos rasgados, manos tristes,
pies poblados, mirada infinita.
Eso eres cuando varón, hembra,
niño, joven adulto, viejo.
Eres infinito, vital, Cocijo.

 Macario Matus

Poeta y escritor originario de Juchitan. (Oax, Mex) Autor de numerosos libros y arti­culos, escribe en zapoteco del Istmo y castellano NOTAS *Pitao Cocijo fue la divinidad zapoteca precolombina de la lluvia. Es una deidad homóloga a Chaac entre los mayas; Tláloc entre los teotihuacanos y nahuas; y Dzahui entre los mixtecos. Las representaciones de Pitao Cocijo aparecen desde la Fase Monte Albán II, en el período de consolidación de la cultura zapoteca, ya libre de la influencia olmeca en los Valles Centrales de Oaxaca. Su culto se popularizó durante la Fase Xoo (500-800 d. C.), época en que que sus representaciones se vuelven muy frecuentes entre las conocidas urnas funerarias zapotecas. El culto a Pitao Cocijo sobrevivió hasta el proceso de cristianización de los zapotecos. Una de las características más señaladas de Pitao Cocijo es que sus representaciones suelen contener alusiones al glifo zapoteco para agua. Algunas veces aparece con una vasija entre las manos. En algunas ocasiones porta una máscara que le rodea los ojos, con colmillos y lengua bífida, de modo similar a las representaciones de Tláloc. En el sitio arqueológico de Lambityeco en Oaxaca, los bustos de estuco de Cocijo llevan una vasija derramando agua en una mano y rayos en la otra.[1] Durante el periodo clásico el jaguar se asociaba, por lo menos en parte, con el dios Cocijo.[2] (Fuente: Wikipedia) **Los mixtecas y zapotecas tuvieron una deidad principal regente que fue Cocijo. Al igual que el Dios Tlaloc de los Nahuas, Cocijo, representaba el Dios del Agua, si estudiamos la Antropología Gnóstica, nos daremos cuenta que los Dioses de nuestros antepasados, representaban en si mismo muchas cosas, por un lado partes espirituales de uno mismo, por el otro fuerzas, leyes, principios cósmicos, y por supuesto también grandes maestros iluminados que en otros tiempos nos develaran la sabiduría del auto conocimiento. Así aparece Cocijo, como una representación de Nuestro Real Ser interior, por ello es que las leyendas, mitos y tradiciones, así como los códices y estelas, muestran a este Dios como el principal, y es que dentro de nosotros tenemos un Anciano de los Días, que vela por nosotros, que busca el bienestar de cada uno, y que nosotros errando el camino ya no lo escuchamos, ya no hacemos caso a los dictados de nuestro corazón, hemos entrado en una Edad negra y materialista, donde el Dios Cocijo, Nuestro Real Ser, ya no tiene la menor importancia. Como deidad de las Aguas, nos indica la importancia de las aguas internas, de las aguas puras de Vida, si el agua es la vida para el mundo, la energía creadora que nos trajo al tapete de la existencia, es el símbolo de la importancia que tiene el aprender a cuidar, canalizar y trasmutar estas fuerzas a través del recto Pensar, recto sentir y recto obrar. No podemos dudar de que también fuera un gran Maestro iluminado, que trajo a los Zapotecas y Mixtecas la ciencia esotérica gnóstica e implantara en esta región una Sabiduría Inmortal. Fuente: (Antropologia Gmostica)

jueves, 22 de octubre de 2009

El caracol



SUEÑO SEGUNDO

(La palabra)
Soy el caracol
con voz nacida del mar
que habla por voz de tus hijos
madre.
Mi canto recorre el mundo
trazando caminos.
He penetrado en el laberinto de las grutas
para que los dioses antiguos
escriban en mis labios
la palabra que la torcaza
derrama en el mundo
en mañanas de lunas.
Soy la voz primera que recoge los ecos
que ayer sembraste en viejos caminos.
Soy la palabra antigua que solo se dice
pasada la media noche
si tu hijo no retorna del monte.
Soy el caracol de ecos antiguos
que has grabado con tu voz, madre.
Soy el caracol.


KA'A WAYAK'

(T'aan)


Teen le jub
siijil u t'aan ich k'áa'náab
kin t'aan tu yóo'lal a paalalo'
in na'.
In k'aaye' ku jolch'aktik
u beel wíiniko'ob yóok'ol kaab.
Dzo'ok in xíimbaltik u satunsat bejil áaktuno'ob
ti'al ka dzíibta'ak tin chi'
tumeen in úuchben Yumtzilo'ob,
u nikte'il le t'aan
ku jayik le sakpakal
yóok'ol kaabtu ja'atzkab
k'iinilo'ob Ujo'.
Teen le yáax t'aan
molik le éedznak'o'ob
ta pak'aj jo'olje
te'ej úuchben bejo'obo',
teen le úuchben t'aan
chen ku ya'ala'al
wa ku máan chúumuk áak'ab
ma' suunak a paal k'áaxo'o .
Teen le jub úuchben u éedznak'
tu'ux a dzíibtmaj a t'aano'
in na'.
Teen le jubo'.

Feliciano Sanchez Chan

*coordinador de publicaciones de la Casa de los Escritores en Lenguas Indi­genas. (Mex)


miércoles, 14 de octubre de 2009

Un frances escribe en nahuatl


En un texto llamado "Poesía en lengua náhuatl " de Mariluz Suárez Herrera, (publicado en www.espaciolatino.com) y que habla acerca de las diversas variantes de la lengua náhuatl; menciona del caso singular del doctor Patrick Johansson que siendo su lengua materna el francés, como estudiante del idioma, ha hecho composiciones en lengua nahuatl vertida en este caso al español con ligeras modificaciones a favor del ritmo y la sintaxis poetica.

he aqui la composicion:

Volver

Patrick Johansson

¿Qué haré con la semilla si no se
vuelve árbol?
¿Qué haré con el río si no se
vuelve mar?
¿Qué haré con una sonrisa si no
se vuelve amor?
Pero,
¿A dónde va el árbol si no vuelve
a ser semilla?
¿A dónde va el río si no
vuelve a ser manantial?
¿A dónde va el amor si no
vuelve a ser sonrisa?

Mocuepa

Patrick Johansson
Tlein nicchihuaz ica in xinachtli intla
amo mocuepa cuahuitl?
Tlein nicchihuaz ica in atoyatl intla
amo mocuepa teoatl?
Tlein nicchihuaz ica in ixhuetzquiliztli intla
amo mocuepa tetlazotlaliztli?
Yèce…Campa mohuica in cuahuitl intla
amo mocuepa xinachtlli?
Campa mohuica in atoyatl intla
amo mocuepa ameyalli?
Campa mohuica in tetlazotlaliztli intla
amo mocuepa ixhuetzquiliztli?

lunes, 12 de octubre de 2009

Un cuento de Juchitan.



Zopilota

Francisco de la Cruz
(Autor Juchiteco)

En una tarde de llovizna, caminaba un muchacho por una calle. Este joven vesti­a ropa negra, de pies a cabeza. Calzaba zapatos tambien negros como el carbon.
Manteni­a la cabeza fija hacia el suelo. De pronto, al descubrir un papel mojado y lodoso se agacho a recogerlo. Lo limpio con la camisa. Se detuvo junto a una casa para leer las letras impregnadas en la hoja.
Mañana, en cuanto amanezca moriras. Donde quiera que te encuentres, ira la muerte por ti. Si tienes curiosidad de saber que te ocurrira, ven a donde estoy. Vivo en la ultima casa de esta calle, negra como tu ropa.
Aquel muchacho intento regresar corriendo, pareci­a que sus pies quedaron pegados sobre la tierra. Quiso detenerse, pero senti­a que alguien estaba a sus espaldas, empujandolo rumbo a la direccion anotada en aquella hoja.
Penso en cruzarse de largo, pero la casa se abrio y un viento lo arrebato hacia adentro.
Descubria que sobre un petate nuevo se encontraba acostada una mujer desnuda dandole la espalda. Ahi se mantuvo sin decir palabra alguna. La mujer dio una vuelta y le sonrio; El no sabI­a que hacer, si echarse a correr o esperar... la mujer estiro los brazos pidiendole a el que se acercara mas junto a ella.
Pareci­a volverse loco; no lograba apaciguar sus palpitaciones e imaginaba estar a punto de sufrir un infarto. Camino hacia la mujer... se inclino, cerro los ojos y comenzo a acariciar ese cuerpo... muchos besos recibio el.
La noche corrio con mas prisa; cuando llego el alba, envuelto con roci­o y amor, el aun estaba enredado entre los brazos de aquella mujer.
Poco a poco lo envolvio un sueño profundo, intenso...la mujer lo desvistio, se puso ella la ropa y los zapatos que el traia puestos y emprendio una ronda de besos en sus labios, hasta asfixiarlo.
La mujer le mordio sus orejas y las comio; tambien devoro sus manos y pies; le corto el abdomen y trago sus vi­sceras, asi­ estuvo la mujer todo el di­a hasta que termino de comer toda la carne que cubria el cuerpo del muchacho.
Sus huesos quedaron desparramados dentro de la casa.
Era su suerte haber encontrado aquel recado... La muchacha empezo a volar, huyo, vestida con la ropa que el trai­a puesta; para buscar otros mas a quienes devorar. La mayori­a de los muchachos rehuyen por donde vuelan los zopilotes, porque junto a ellos tambien vuela la muchacha, vestida con la ropa del mismo color que usan estos animales.


So'pe'
Ti huadxi ze' ti badu nguiiu zizá lu ti neza, cayaba ti nisaguiede. Badu nguiiu que nacu ti lari yaase', ni nuchii de ique de ñeebe. Ca ñeebe ti guidi bo'co', laaca nayaase' lana buu.
Laabe zizabe, nisi layú cayuuya'dxibe. Málasi gutagudaabe' ra bi'yabe' ti gui'chi', ma' gudxe ne ma' né beñe lú. Bichaabe gui'chi' que ne xcamixabe. Bizucabe cue' ti yoo. Biindabe ca diidxa' ca lu gui'chi que.
Guixi' siado' guie' ru' zatilu', ratiica' chu'lu' zicaa guenda guti lii; pa racala'dxilu' ganalu' xi chi guizacalulu' la? guda' ra nuaa; zadxelalu' naa rayoo riaana' de ra riluxe neza di', die'ni nayaase', sica xhabalu'di.
Gucala' dxi badu nguiiu que nibigueta' guxhoñe'. Rului'pe' biguiidi' bata ñee layú. Laaca' gucala'dxi nuzuhuaa dxi, qui ñanda, rului' nuu tuuxa neza deche, zigucaa na' laa neza ra riaana yoo, ca lu gui'chi' que.
Gucala'dxi' nidi'di laaga, stubi ti bi nadipa' bixhale' yoo que ne bicaa na' laa, de ra gunda guluu laabe ra qué.
Gunda bi'ya'be lu' ti daa cubi, nexhe' ti gunaa, xiee ladi, neza dechesi gunaa que bi'ya'be. Zaqué biuube, qui, nini'be' gasti'. Gunaa que bitiixhi lú neza ra nuube, bixidxi huiini' ne laabe, qui ganabe xi gunibe, pa guiree guxhooñebe o pa cuezabe... Gunaa huiini' que bisigaa na, cabidxi laabe guidxiñabe ra nuu.
Rului'pe ze' xpiaanibe, qui gandadi' cueezadxi ladxido'be' zacaxabe ma' cabezadxini xá... Guzabe ne guyebe ra nuu gunaa que... gutagudaabe, biteegu' lúbe ne bizulube cutidinabe ladi gunaa que... Stale bixidu' gucuaabe.
Nabepe' nagueenda gudi'di' gueela' que. Ra bizulú telayú, nucha' gusiguie ne guenda ranaxhii, réndabe lu na' gunaa huiini' que.
Chaahui' dugá gunaaze ti bacaanda' laabe', sicarúpe'... Guna que guxha lari ladibe ne gucuni, bicaa ñee guidibo'co' xtibe que ne bizulú cudii stale bixidu' ruaabe, de ra guti xhie'be.
Gudó yaa gunaa que diagabe, gundadini' ne gudoni, laaca' gudó guiropa chu na'be ne ñeebe; bichuugu' gunaa que ndaanibe, ne gubi gubisi ca do' xquibe'; zaqué biuu gunaa que guidudibi dxi, de ra birá bidubi beela guidi' ladi nguiiu que.
Nisi dxita ladi be biaana ndaani' yoo que.
Ma' nuna laapebe nga nidxelabe gui'chi' que...
Gunaa que la? bizulú zipapa, ze', nacu xhaba badu nguiiu que, ne ze' zi yubi tuuru' ganda chi gabibe xpeela'.
Xtale badu nguiiu ruxoñelú neza ra capapa ca so'pe', ti qui guidxelaca' dxa gunaa ni nacu' lari die' sica xhab manidi'.
====================================================================
*zopilote.(Del nahua tzopílotl).1. m. Am. Cen. y Méx. Ave rapaz diurna que se alimenta de carroña, de 60 cm de longitud y 145 cm de envergadura, de plumaje negro irisado, cabeza y cuello desprovistos de plumas, de color gris pizarra, cola corta y redondeada y patas grises. Vive desde el este y sur de los Estados Unidos hasta el centro de Chile y la Argentina.

viernes, 2 de octubre de 2009

Mi nombre * Briceida Cuevas Cob


NOMBRE

Mi nombre,
pellejo disecado
de boca en boca es mordido,
es masticado por los colmillos de la gente.
Me he despojado del ropaje de mi nombre
asi­ como la serpiente de su piel.
¿Por que no llaman prostituta a la luna?
Ella acostumbra apostar su cuerpo,
acostumbra ocultar su verguenza,
acostumbra sumergirse en la oscuridad
porque ya detesta su claridad.
Porque ella es una hermosa alimaña blanca.
Mi nombre
es chicle prohibido
para los niños.
ha sido pisoteado por el desprecio.

Soy un duende que le revuelve la cabellera al amor.

Briseida Cuevas Cob (Poeta Maya)

Oda a mi guitarra -* Pablo Paniagua

(imagen Vaquer Miguel.Guitarra y claveles.)
==================================
Te sentí solitaria,
abandonada en las huellas de la noche doliente,
Y no te lo dije.
Te creí serena
En medio de las paredes del sarcófago
que enjugó tus lágrimas en silencio.
Desahogada en la oscuridad de una esquina
Esperabas.
El terciopelo cobija el destello cereza
de tu cuerpo de ámbar
Ajena al engaño, fuiste fiel.
Ahora yaces inconsolable
En tu figura de ángel en la ráfaga del fuego
y el eco de tu compás que anticipa la luz de la noche.
Me creí indiferente,
Pero las manos que extrañabas
olvidaron la belleza de tu encanto.
No se deslizan más estos dedos
sobre las cuerdas de tu cuerpo.
El reverberar mágico de las notas
y su resonar melódico sobre el diapasón….
!Ha cesado!Inexplicablemente me olvidé de ti.
Salí en pos de un delirio carcomido por la mentira,
sordo a la acústica de tu voz a lo lejos
Tu alma gimió entre la Madera.
Y lloraste desconsolada.
Tu llanto sacudió mi cuerpo.
Y en el dolor de un acorde
nació la música de tus entrañas.
Yo te pensé enamorada, pero no de mi.
Fortuito embrujo en otros brazos.
¿! Y yo te dejé solitaria!?
Fue el espejismo de las letras,
que te robó mi manos
Traeré las letras a ti, guitarra mía.
Escribiré sobre el cordón
Que anuda tu cuerpo de madera
Y nunca más yacerás rezagada….
Y te diré qué decir en secreto
y se lo contaras a otros en tu canto.
==========================
Pablo Paniagua.